Pirata Bus, local mítico de Formentera

By 15 julio, 2013Restaurantes

En la playa de es Arenals (Migjorn), encontraremos unos de los chiringuitos con más solera y carismáticos de Formentera. El Pirata Bus. Mítico chiringuito hippie que últimamente además se ha puesto muy de moda para disfrutar las puestas de sol mientras se escucha a Andrea Bocelli.

Fué a principios de los años 70, cuando Pascual (el pirata) y su amigo Pablo, dejan una discoteca que tenían en Calatayud, eligen uno de los lugares más bonitos de la playa de Migjorn en Formentera, compran un autobús y lo convierten en bar de playa. De ahí su nombre, Pirata Bus. Que cosas pasaban en las pitiusas en esos años!. Increíbles historias de aquellos pioneros.

Y así transcurren los años 70. Década en la que visitaban la isla turistas alternativos, hippies y personajes tan importantes e influyentes como Pink Floyd, Bob Dylan, King Crimson, Wolf Biermann o Chris Rea. No pasaba un solo día sin escucharse una guitarra en la playa. Eran años de grandes cambios y grandes contrastes.

En 1983, las autoridades obligan a quitar el autobús y cambiarlo por un chiringuito de madera.

Pablo había dejado el Pirata Bus, pero a finales de los 80 era Edith, la que entraba a formar parte del equipo. Hoy, después de más de 40 años, el Pirata Bus es un punto de encuentro muy popular para gente de todo el mundo. Disfrutan el día en la playa con bebidas frescas y buenas tapas, y al atardecer, acompañados de buena música, despiden la jornada con puestas de sol únicas. Ideal para sentir toda la magia de Formentera.

Fotografía Mil Formas de Viajar

 

Hoy es una plantilla de alrededor de diez personas, a pesar del pequeño tamaño del chiringuito,  las que se encargan de atender y cuidar a sus clientes. Al frente sigue el mismo de siempre, y personaje muy conocido en Formentera, Pascual el Pirata.

 

Si no has estado en Pirata Bus, no has estado en Formentera.
Cervecitas, mojitos, música, puestas de sol y gente feliz que no se marcharía nunca de ahí. Ese es el Pirata Bus.

Deja un comentario