Ca na Costa, historia de Formentera

Cuando pensamos en Formentera, lo lógico es que nos vengan al pensamiento esas playas de ensueño, esas aguas cristalinas, salvajes, azules, verdes…Pero hoy nos centraremos en algo no tan conocido de esta pequeñita isla del mediterráneo…y que tiene que ver con la historia, nuestra historia. Y es porque el sepulcro megalítico (prehistoria), más espectacular de Baleares, se encuentra en Formentera. Es el monumento de Ca na Costa, con su gran dolmen de piedra, cuyas piezas están dispuestas en asombrosa geometría. En Formentera se le conoce como “Es Rellotge”, por la disposición radial de sus  elementos, asemejándose a un reloj de sol.

Se estima que el sepulcro colectivo de Ca na Costa es de comienzos de la edad del Bronce, entre el 2000 y el 1600 a.C. Está en el norte de Formentera, entre el estanque conocido como “Estany Pudent” y el concurrido y turístico,  Es Pujols.

Fue descubierto en 1974, y durante los trabajos de excavaciones se hallaron restos humanos, cerámicas y otros objetos. Además supuso una importante aportación a la historia de Formentera, ya que hasta entonces se creía que la presencia humana más antigua en la isla, se remontaba a la época púnica.

Otro punto importante en la historia de Formentera es el contemporáneo al anterior, conjunto de hábitats de Cap de Barbaria, situado este, en el extremo sur de la isla y compuesto de diferentes estructuras utilizadas para distintos usos. Ambos monumentos testimonian la presencia del hombre y los contactos culturales con la península Ibérica.

Un enigma interesante para los historiadores, es la inexistencia, hasta el momento, de este tipo de construcciones megalíticas en la isla de Ibiza. Quizás Formentera tuviera una mayor población en aquella época. Aunque difícil de entender, si tenemos en cuenta que Ibiza es mucho mayor en extensión.

Importante monumento de nuestros antepasados. Que debemos cuidar y entender. Y ahora vamos a darnos un baño en esas aguas que ya disfrutaban aquellos primeros pobladores de Formentera.

Deja un comentario